Historia

Cartel


La fabricación de botiquines empezó en el año 1920, como complemento a la Farmacia Corominas, situada en la calle Sants de Barcelona y de la que proviene su nombre.

En Barcelona, fue empresa pionera en este sector y poco a poco fue ampliando mercado, primero en Cataluña y posteriormente en el resto de España.

Por aquel entonces se anunciaban los botiquines en el metro y se participaba en las primeras ferias y salones de la Ciudad.

Antiguo


Los primeros botiquines eran de madera, y estaban compuestos por varios frascos cuyos líquidos se producían en el mismo laboratorio perteneciente también a la Farmacia Corominas.

Con el tiempo, gracias al esfuerzo, la constancia y el buen servicio, el volumen de ventas, fabricación, almacenaje, etc., fue aumentando y la ''rebotica'' de la farmacia se quedó sin capacidad para albergar dichos volúmenes. Fue entonces cuando en 1997, se creó BOTIQUIN SANS y sus nuevas instalaciones en Sabadell. Una vez superada la nostalgia, nos encontramos con las ventajas y la comodidad de un gran almacén preparado para trabajar a gran escala.

Hoy en día tenemos la satisfacción, de que debido a nuestro continuo crecimiento, hemos encontrado de nuevo la necesidad de cambiar las instalaciones y nos hemos trasladado a donde nos encontramos actualmente, desde el año 2007 y que a continuación les mostramos.